Tips para volver a la rutina

Volver a la rutina (universidad, trabajo, gimnasio…) nos cuesta a tod@s, pero, si eres de los que has tenido la suerte de tener unos días de vacaciones, todavía cuesta más.

El conocido síndrome post-vacacional es el conjunto de emociones o sentimientos (cansancio, alteraciones de sueño, falta de motivación, tristeza etc) que aparecen al tener que adaptarte de nuevo a la vida que tenías antes del verano. Para que tu “vuelta al cole” sea más llevadera, te dejamos algunos consejos que te ayudarán:

  • Da tregua a tu agenda

Es muy normal que las primeras semanas, tu agenda esté hasta arriba de planes, tanto en el trabajo como en casa. Son días de organizar muchas cosas importantes…pero, ¡no te desesperes! Para no agobiarte, intenta ir retomando poco a poco tu rutina diaria a medida que avancen los días.

 

  • Cuida tu alimentación

El verano es una época del año que invita a comer cosas que normalmente no sueles comer a diario, por eso, a la vuelta de las vacaciones, es un buen momento para volver a llevar una dieta saludable. Haz una compra de verduras, frutas y grasas saludables y planifica tus desayunos, comidas y cenas de la semana.

 

  • Afronta el día con una actitud positiva

Intenta levantarte y pensar en aquellos momentos de desconexión o planes que realizarás cuando termines de trabajar o estudiar. Es mucho más productivo para ti y para tu mente centrarte en los momentos agradables del día (que los hay) que pensar en todas aquellas tareas que tienes pendientes…

 

  • Encuentra un nuevo “hobbie”

Practicar un deporte nuevo, interesarte por algo diferente (pintura, idiomas, lectura…) o realizar un voluntariado, son algunos de los proyectos nuevos que puedes poner en marcha este mes de septiembre. Terminar el año con un nuevo proyecto o actividad será clave para mantener la motivación y tener una actitud positiva.

 

  • Sin prisa, pero sin pausa: ¡muévete!

Retomar el deporte después de las vacaciones de verano es una de las cosas que más trabajo cuesta. Por eso, comienza poco a poco; por ejemplo, camina dos o tres horas a la semana después de tu día de universidad o trabajo y ¡vuelve a sacar el runner que llevabas dentro!

 

  • Rodéate de tu círculo

Para evitar episodios de agobio o ansiedad, intenta rodearte de los tuyos. Tú bien sabes lo que te hace feliz: una comida en familia, un día de playa con los amig@s, una cena con tu chic@… No dejes de hacer los planes que más te gustan y sigue disfrutando, aunque el verano ya te esté diciendo ¡hasta el próximo año!

 

Desde FIV Dono te deseamos una feliz vuelta a la rutina. Si tienes cualquier pregunta, ponte en contacto con nosotr@s a través de WhatsApp.